EnglishPolicy of liberty.net logo

La Filosofia de Educación del Dr. John Cobin

He tenido el privilegio de vivir en muchos lugares y visitar a muchos paises y tambien enseñar en doce universidades desde 1986. Casi todos de estos trabajos fueron para cursos solos y cortos o de seminarios de un mes que fueron hechos en adición a mi cita en una facultad regular. Por lo tanto, he tenido una oportunidad para ver muchos diferentes niveles de universidades y "infrastructure" y tambien una gran variedad de cualidades de estudiantes. Esta experiencia extensa me ha ayudado desarollar una filosofía robusta de educación.

SERVICIO AL CONSUMIDORRecuerdo un cuento que oí cuando era un estudiante graduado de económicas. Turistas del occidente en China miraron en horror cuando vieron un supervisor dando latigazos a los remadores en un bote Chino en el río Yangtzee. El "obviamente" tenía la voluntad de hacer cualquier cosa, hasta algo inhumano y no ético, para hacer a los hombres trabajar más duro. Más tarde se descubrió que el hombre con el látigo realmente fue contratado por los remadores para no permitir flojera.

Desde mi punto de vista, las universidades frequentemente hacen el error de pensar que sus estudiantes son los consumidores más importantes o hasta únicos. Los procesos de educación a veces reflejan el proverbio "el consumidor siempre tiene razón". Cursos y pruebas son sujetos a que los estudiantes quieren. Realización en una facultad es evaluada en parte por los estudiantes.

Yo desafío a tales pensamientos. Me parece a mi que los estudiantes son más como los remadores en el río Yangztee y miembros de una facultad estan allí como los supervisores, para prevenir flojera. Por otra parte, los consumidores de los servicios de la universidad no son solo sus estudiantes. De hecho, generalmente sus padres son los que eligen la universidad y los pagadores de las cuentas (especialmente para los estudiantes no graduados) y algunas compañias a veces pagan para que los empleados tomen cursos de la universidad o ir a colegio para graduados. Padres y compañias puedeb ser considerados de facto consumidores tanto como o más que los estudiantes son. Claro está que últimamente algunas compañias pagan por el "producto" de la universidad, es decir, los graduados que contratan. En algún sentido, estudiantes son incidentales o hasta auxiliadores a centros de provecho claves para la universidad, muy similar a los usuarios de sitios de internet "gratis", que sacan provecho de vender propaganda son incidentales — aunque definitivamente importante. Universidades que complacen compañias y otras organizaciones interesadas (es decir, el mercado) tienen ganancias indirectas de reputación aumentada, que sigue más y mejores estudiantes, y más cocesiones para investigación. Aparte de tener un gran equipo de fútbol americano o basquétbol, un compromiso a enseñamiento y investigación de alta calidad, justo, y hasta "duro" deberían ser el centro de la filosofía educacional de una universidad. Compañias y padres cuentan con nostros la facultad para asegurar que los estudiantes hagan un buen trabajo, o por lo menos corregir sus acciones para que se evalue si o no su invertimiento tiene una contribución aceptable de regreso. Los estudiantes también necesitan alguién para empujar los (justamente y respectivamente) para que triufen. Como los remadores, ellos también tienen una propensidad para ser flojos y todos lo saben.

ExamenesLa mayor parte de mis estudiantes me considerarían un profesor "duro" o "fregado". Generalmente, sólo tomo examenes escritos, aunque frequentemente cuando leemos he usado prueba chicas con preguntas verdadero/falso y también con estudiantes de primer y segundo año he (en rara ocasión) he usado preguntas de alternativas multiples en adición a ensayos y definiciones. Sin embargo, mis estudiantes también encuentran que mis clases faciles de memorizar y me consideran un excelente discurasador. Mi metódo de presentación es moderno. Uso tecnología cuando es posible, incluyendo mucho uso del internet en la sala de clase. A pesar de mi aptitud en discursos, me considero tener más una tendencia a la investigación que a la enseñanza.

Creo que la educación no debería ser "fácil" pero que sea justo. Estudiantes que trabajan duro deberían ser recompensado por entender el texto básico y otras lecturas además de que fue hablado en clase. Deberían entenderlo suficiente para expresionar su conocimiento fuertemente y logicamente. Los examenes son oportunidades para reflejar tales habilidades. Yo no tengo ningún problema pasando la clases con notas muy buenas o fallando la clase entera si no llegan a un nivel aceptable. Yo no hago ajustes estatísticos porque "demasiados" estudiantes fallan. Justicia y calidad son esenciales. Tengo un programa que me sirve como un contrato que los estudiante pueden contar con preparado antes de que la clases empiecen.



Volver a la Página Principal o al Índice

 

This siteThe web



Logo La Política de la Libertad